LA ALERGIA, 1° PARTE, EL POLVO DE LAS CASAS Y LOS ÁCAROS

Versión para impresiónVersión en PDF

Caso 03 - Parte 1 - Oportunidades de crecimiento, posicionamiento y asesoramiento del profesional bioquímico

Revisión. La Alergia - Una visión amplia desde el punto de vista molecular.

La motivación que me produjo escribir el artículo de “Alergia - Una visión amplia desde el punto de vista molecular” –enfocado como oportunidades de crecimiento y posicionamiento del profesional bioquímico– tiene sus raíces en mis experiencias de más de 20 años, conversando con profesionales de la Argentina y de varios países latinoamericanos, escuchando verdades a medias, y leyendo publicaciones incompletas acerca de la problemática de las posturas desencontradas entre los médicos alergólogos, inmunólogos, bioquímicos, compañías de diagnóstico y laboratorios productores de extractos para pruebas in-vivo PRICK test, acerca de la validez, la utilidad, las ventajas, los beneficios y las desventajas de las pruebas in-vitro versus las pruebas in-vivo, o viceversa. Por lo que una vez más pone de manifiesto que “la única verdad absoluta, es que no existen verdades absolutas” - frase del doctor Paul Fayeraben.

Es indudable que las pruebas in-vivo cutáneas, denominadas PRICK (SPT) son simples, rápidas y económicas, y deben ser realizadas por los alergólogos altamente experimentados; pero también es indudable que en la práctica es difícil de realizar en niños, debido a la molestia y por la injuria que produce; también hay que considerar la imposibilidad de emplear en pacientes con eccema generalizado, en pacientes medicados con antihistamínicos, debido a que los agonistas H1 bloquean el efecto de la histamina sobre los capilares y así inhiben la reacción eritemahabonosa, invalidando el control positivo producido por la aplicación de histamina. Algo similar ocurre en los pacientes medicados con agonistas H2, como la Ranitidina, aunque está en discusión si la Cimetidina puede afectar la respuesta. Por otra parte, el tratamiento en pacientes con corticoides por períodos prolongados modifican la textura de la piel, según sostiene la Dra. Mercedes Rodríguez-Serna y colaboradores, del Servicio de Dermatología - Consorcio Hospital General Universitario. Valencia - España.

¿Opiniones?

También sostiene la Dra. Rodriguez Serna que existen factores que se deben tener en cuenta para realizar las pruebas PRICK? y las limitaciones vinculadas con el área corporal, la pigmentación de la piel, la edad, el sexo, el ritmo circadiano, y patologías oncológicas, pues  dificultan la interpretación de las pruebas cutáneas. El test PRICK es generalmente una técnica segura y rara vez se producen reacciones sistémicas, pero, se reitera, debe ser realizadas por un profesional que sepa tratarlas en caso de que aparezcan, y disponer de un equipo de reanimación, dado que hay casos publicados de anafilaxia tras la realización de pruebas cutáneas en PRICK. -  Leer más

Muy diferente es la opinión del Dr. José María Negro Álvarez, de la Sección de Alergología, Hospital Universitario “Virgen de Arrixaca” de Murcia, y Profesor de Asociado de Alergología. Facultad de Medicina. Universidad de Murcia. Murcia - España, quien sostiene que en muy raras ocasiones el médico alergólogo indicará al laboratorio un test in-vitro, dado que para ello hay que sacar sangre, es más costoso, su negatividad no excluye que el paciente sea alérgico y los resultados no están disponibles tan rápidamente como las pruebas cutáneas. - Leer más

En mi opinión, las diferentes posturas sobre las técnicas in-vitro y el test PRICK, es el resultado de las crisis paradigmáticas de los diferentes líderes de opinión de todas las áreas y especialidades, médicas y bioquímicas, que han dejado de lado, la importante utilidad de ambas pruebas como complementarias y cuya única finalidad, es mejorar la calidad de vida de los pacientes alérgicos con el menor sufrimiento agregado.

Ambas pruebas son igualmente útiles y complementarias, pero ninguna de las dos es concluyente para llegar al diagnóstico definitivo, según la investigación que llevé a cabo por más de 3 años en la cual revisé toda la bibliografía publicada acerca de las estructuras moleculares de las distintas proteínas alergénicas, sus similitudes estructurales, sus funciones biológicas y su relevancia en las especies alergénicas, y un sinnúmero de historias clínicas informadas de casos, vinculadas con pacientes alérgicos.

Por esa razón puedo concluir que el laboratorio de bioquímica clínica tiene una vital importancia en el rol de asesorar a los médicos de atención primaria o a los pediatras, acerca de la medición de la IgE total, la realización de paneles de alérgenos –como tamizaje o screening– para investigar la presencia de IgE específicas in-vitro, y posterior a la anamnesis, determinar la presencia de IgE específicas orientadas a alérgenos individuales.

La realización del hemograma para la detección de eosinofilia y la medición de la proteína catiónica de eosinófilos (ECP) puede ayudar a la detección de los desórdenes inmunológicos –en la fase temprana– de la sintomatología alérgica y diferenciarlos de otros cuadros patológicos que no correspondan a ellas, dado que son herramientas cómodas para el paciente, reproducibles, confiables y no requieren de una amplia formación para su interpretación.

La información ha sido descripta de forma simple e ilustrativa, en la sección “Alteraciones del sistema inmune” en la página web “Algoritmos, las guías clínicas de ayuda” para el laboratorio clínico, para la comprensión y la importancia, de las pruebas del laboratorio de elecciones primaria y secundaria para la sintomatología alérgica leer más; información que los bioquímicos deben transmitir a los médicos clínicos de atención primaria generales, pediatras, gastroenterólogos, ORL y oftalmólogos, los primeros profesionales en atender a los pacientes, como paso previo a la derivación al médico alergólogo; así aplicar los estudios pormenorizados para llegar al diagnóstico definitivo –con el test de provocación– realizado por los médicos especialistas en alergia e inmunología altamente entrenados y, en consecuencia, la elección del tratamiento correspondiente.

A lo largo de la serie de artículos que desarrollaremos sobre alergia efectuaremos el análisis de las diferentes proteínas, la similitud de sus estructuras, sus funciones y sus reacciones cruzadas entre distintas especies –aun ampliamente separadas filogenéticamente– que componen una especie alergénica.

A partir de las pruebas de laboratorio de elección primaria se pondrá de manifiesto el beneficio para el paciente, el porqué de la importancia de las pruebas de screenig o tamizaje con paneles de IgE específicas por su alto valor predictivo negativo, la investigación de las IgE especificas individuales acorde con la sintomatología, sus antecedentes familiares con algún tipo de alergia o asma, y el conocimiento de sus condiciones socioambientales.

En general, los paneles de especies alergénicas –inhalantes o alimentos–  se componen de una mezcla o separados, de extractos de animales y vegetales como ácaros, epitelios, mohos, pólenes de árboles, arbustos, frutas, huevos de aves y leche entre otros, cuyas reacciones cruzadas de sus proteínas alergénicas están muy estudiadas y abarcan aproximadamente el 90% de las alergias. En este artículo  describiremos las proteínas estudiadas del Dermatophagoides pteronyssinus (D 1), un componente de la mayoría de los paneles y también se puede adquirir en forma aislada, y en los próximos artículos detallaremos cada una de las especies.

El término alergia fue introducido por Clemens Von Pirquet en 1906, quien sostenía que el primer contacto con una sustancia extraña podía generar un estado de inmunidad sin ninguna lesión aparente, pero en determinadas ocasiones, un segundo contacto podía provocar una hipersensibilidad con daño tisular; a la segunda exposición le dio el significado "reacción o energía alterada o diferente" y denominó alérgeno a la sustancia extraña.

En 1923, Arthur F. Coca introdujo el término “Atopía”, para referirse al estado de hipersensibilidad anómala que presentan ciertos individuos ante la presencia de sustancias extrañas, como la fiebre del heno, el asma y el eccema, que para la mayoría de la población resultan inocuos. En esos años no se habían establecido restricciones sobre el tipo de respuesta inmunológica en el paciente, y fue en 1963 cuando Gell y Coombs relacionaron los tipos de hipersensibilidad descriptas por Von Pirquet, dentro de sus conceptos de alergia por los diferentes mecanismos inmunopatológicos; los clasificaron en cuatro tipos de hipersensibilidad, Tipo I o anafiláctica, II o Citolítica, III o Arthus y IV o Tuberculínica.

La reacción de hipersensibilidad Tipo I, (anafiláctica o reacción inmediata) mediada por reaginas. En el año 1966, el matrimonio de Kimishige y Teruko Ishizaka descubrieron la inmunoglobulina E (IgE), cuando separaron el anticuerpo reagínico de las muestras de los pacientes alérgicos al polen de la Ambrosía, por lo que la hipersensibilidad Tipo I fue denominada “inmediata mediada por IgE”. En la práctica, cada uno de los tipos de reacciones de hipersensibilidad, no aparecen necesariamente en forma aislada.

Aproximadamente el 33 % de la población mundial padece o padeció sintomatologías de algún tipo de alergia, según un estudio realizado por la Asociación Argentina de Alergia, y las afecciones en la piel, síntomas gastrointestinales, respiratorios u oculares pueden ser indicadores de cuadros alérgicos.

Los síntomas más comunes de alergia son: rinitis, conjuntivitis alérgica, urticaria, atopía por dermatitis como la  eccema cutánea, afección y trastornos respiratorios en el tracto respiratorio como el asma, congestión nasal, estornudos, tos y sibilancia entre otros; las afecciones cutáneas, como ardor en los labios, la boca, la lengua, la cara o en la garganta (angioedema), erupciones y prurito; alteraciones en el tracto gastrointestinal, como dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos y cólicos; y sistémicos, como el shock anafiláctico, muchas veces con resultados fatales. Es muy importante la diferenciación entre la intolerancia a ciertos alimentos por déficit enzimático de la hipersensibilidad tipo I mediada por IgE.

En determinadas circunstancias, el cuadro alérgico puede estar mimetizado por una variedad de dolencias y alteraciones, como migrañas, alteración en el sueño, ansiedad, estrés, sensación de ahogo, angioedemas, etcétera, haciendo dificultoso llegar al diagnóstico. Las alergias alimentarias son más frecuentes en niños pequeños, mientras que las alergias por alergenos respiratorios, por lo general, aparecen en la infancia y permanecen en la adultez.

Existe una importante predisposición genética al padecimiento de reacciones alérgicas en la infancia, de manera que si los padres de un niño son ambos alérgicos, el riesgo de padecer la misma sensibilidad es superior al 70%, frente al 50% si uno solo es alérgico. Sin embargo, la afección puede llegar a no manifestarse si la ausencia de alérgenos en el ambiente del niño impide que se produzca la sensibilización.

Los alérgenos son antígenos, y mayoritariamente proteínas –glicoproteínas y lipoproteínas– de origen animal o vegetal, de pesos moleculares (PM) comprendidos entre 5 y 70 kDa; son solubles e inalterables en los fluidos corporales, muchos de ellos son termoestables y otros son inactivados por el calor. Existen también algunos compuestos químicos que contienen estructuras cíclicas, que pueden inducir a una reacción de hipersensibilidad de tipo I (alergia mediada por IgE), y todas actúan en personas susceptibles, genéticamente predispuestos y que hayan estado previamente en contacto (sensibilizados) con esos alérgenos, que excepcionalmente afectan a la mayoría de la población.

Los alérgenos que están mayoritariamente asociados a las enfermedades atópicas, son inhalados (aeroalérgenos) o ingeridos (alérgenos alimentarios). La otra fuente de incorporación de alérgenos es por inyección o por contacto, como son los venenos de insectos y el látex, respectivamente.

Los antígenos de un extracto biológico provenientes de distintas especies pueden ser simples, y contienen un pequeño número de proteínas alergénicas, como ocurre en los pescados y en los venenos de avispas, o bien complejos, como acontece en ácaros como el Dermatophagoide pteronyssinus, en la mayoría de los pólenes y epitelios de animales, entre otros.

                  

                                         Figura 1                                                                   Figura 2

  • Figura 1: Eccema infantil, Dermatophagoide pteronyssinus positivo (D 1)
  • Figura 2: Eccema flexural atópico en adulto - Dermatofagoide pteronyssinus positivo (D 1)

Cuando la cantidad o variedad de proteínas alergénicas del alérgeno contenidas en una especie animal o vegetal es muy grande, se dividen en principales o mayores si la proteína es identificada por las IgE de los pacientes alérgicos en más del 50%, y en secundarios, cuando el porcentual es menor.

En los últimos 10 años, se demostró que los alérgenos son solo un número aproximado de 100 grandes familias de proteínas alergénicas, y a principios de 2012 se han identificado 5.994 proteínas en la base de datos de Allergome.

La clasificación de los alergenos en familias de proteínas puede ayudar al especialista alergólogo o inmunólogo a responderse preguntas como: ¿qué hace que una proteína sea un alergeno?, o ¿cuáles son los alérgenos que dan reacciones cruzadas?

Sin embargo, hay que tener en cuenta que:

  • No todas las proteínas alergénicas –que están comprendidas en la misma familia de proteínas– ocasionan manifestaciones clínicas en reacciones alérgicas.
  • No todas las proteínas alergénicas –que provocan reacciones alérgicas y están comprendidas en la misma familia de proteínas– dan reacciones cruzadas in-vivo e in-vitro.
  • No todas las proteínas alergénicas que generan reacciones alérgicas –comprendidas en la misma familia de proteínas y tienen reacciones cruzadas tanto in-vivo como in-vitro– tienen significancia clínica, pero contribuyen con una valiosa información para realizar un correcto diagnóstico y evitar el agravamiento del cuadro alérgico en el futuro, y disminuyen la calidad de vida del paciente.

Una pregunta muy importante que surge es: ¿cuántas proteínas alergénicas están contenidas en un extracto de antígeno puro? Como, por ejemplo, en el ácaro Dermatophagoides pteronissinus, en epitelios de animales como el gato (Felis domesticus), en frutas, hongos, pólenes, venenos de insectos y alimentos, para citar algunos  ¿A qué familia de proteínas o proteína específica de la especie alergénica, la persona está sensibilizada? ¿Qué familia de proteínas o proteínas presentes en distintas especies alergénicas, provocan sintomatología alérgica en el paciente? ¿Qué probabilidad de unión –a proteínas homólogas en su estructura aminoacídica o funcional de diferentes especies– tienen las IgE específicas del paciente que desencadenen una sintomatología alérgica? y realmente son preguntas de difíciles respuestas.

Para comenzar a dilucidar estos interrogantes definiremos con el nombre de panalérgenos a las proteínas que pueden desencadenar una cuadro alérgico, sin haber sido las causantes de la sensibilización; tienen una alta homología estructural o funcional, no necesariamente pertenecen a la misma especie alergénica y es independiente de cuán distantes estén separadas filogenéticamente.

La nomenclatura internacional de la International Union of Immunological Societies (IUIS) de las proteínas alergénicas constituyentes de las especies biológicas conocidas, comienzan con las primeras letras del nombre del género animal o vegetal, seguida por la primera letra de la especie y a continuación, el número de la proteína en la nomenclatura internacional en orden con su descubrimiento o postulado, seguido por números adicionales, si tiene conformaciones similares con una conservación de al menos el 70% de su estructura molecular primaria, denominadas isoalérgeno.

El primer ejemplo que desarrollaremos corresponde a una especie alergénica que ingresa al organismo por inhalación, muy común y extendida en la naturaleza. Después de la polinosis o alergia causada por pólenes transportados –para la fecundación– por el viento*, son los ácaros el segundo causante de las alergias de tipo respiratorio: el Dermatophagoides pteronyssinus fue la especie más estudiada y es el principal componente de la mezcla de alérgenos denominado “polvo de casa”.

* Los pólenes constituyen el vehículo del gameto masculino de las plantas y necesita ser transportado hasta el gameto femenino para fecundarlo. El tamaño del grano de polen varía entre las especies vegetales. Las plantas que tienen granos de polen de gran tamaño, se denominan entomófilas, se reproducen por medio de insectos, y el grado de generar síntomas alérgicos es extremadamente bajo. Las especies vegetales que se fecundan por el viento se denominan anemófilas, suelen tener granos de polen muy pequeños y son los causantes de la polinosis, alergia por el polen. También existen especies vegetales que tienen ambas formas de propagación del polen.

Dermatophagoides pteronyssinus

Clasificación científica

  • Reino: Animalia
  • Fila: Arthropoda
  • Clase: Arachnida
  • Subclase: Acarina
  • Orden: Acariforme
  • Familia: Pyroglyfidae
  • Género: Dermatophagoides
  • Especie: D. ptenonyssinus
  • Clasificación internacional del alérgeno: D 1

Como la base de datos por nuevos descubrimientos, aislación y purificación de las proteínas alergénicas de una especie determinada crece día a día, en el extracto biológico del D. pteronyssinus (D 1) al 24 de mayo de 2012, se documentó la presencia de 20 proteínas antigénicas y potencialmente alergénicas de un total de 76, incluidas las isoalergénicas. La Der p 1 es una de las proteínas alergénicas mayores o principales del D. pteronyssinus  (D 1), que a su vez, tiene 24 proteínas isoalérgenos, nominadas desde  Der p 1.0101 a Der p 1.0124, para citar una de ellas. - ver todas

La totalidad de las proteínas del D. pteronyssinus fueron aisladas, purificadas, se realizaron las secuenciaciones amino-acídicas y sus estructuras terciarias, analizadas por cristalografía; se conoce la ubicación y su acción biológica en el ácaro, como también en su mayoría, su importancia inmunológica.

Dermatophgoides pteronyssinus  (D 1) - Proteína Der p 1

Der p 1, proteína tiene la función biológica de cisteína proteasa, se localiza en el tubo digestivo de ácaro y se detectaron en altas concentraciones en las excretas. Pertenece a la familia de Papain-like cysteine protease y está ampliamente extendida en la naturaleza. El Der p 1 fue purificado y caracterizado en 1980 como el mayor alérgeno del D. pteronyssinus. PM 25-28 kDa. Existe una alta correlación en pacientes sensibilizados por D 1, la proteína alergénica es Der p 1 y su reconocimiento por las IgE se correlaciona en más del 75% de los pacientes, aunque algunos autores indican el 92% en pruebas tanto in-vitro como in-vivo. WHO/IUIS (World Health Organization and Union of Immunological Societies) International Allergen Nomenclature Sub-Committee. -   Leer más 

Tiene una alta reactividad cruzada (CR) con proteínas alergénicas de otros ácaros, como el Dermatophagoide farinae Der f 1 entre otros; también se ha observado una relativa CR con otras proteínas de otras especies, como Bla g 7 de la Blattella germanica (cucaracha americana), Per a 7 de la Periplaneta fuliginosa (cucaracha americana), y de otras especies filogenéticamente distantes, la proteína Act d 1 de la Actinia deliciosa (kiwi verde), Car p 1 de la Carica papaya (papaya), camarones y otros crustáceos, que comparten una porción de su secuencia aminoacídica, su estructura terciaria o funcional, para unirse a las IgE específicas, cuyas proteínas no participaron en la sensibilización y que pueden ocasionar una reacción alérgica. - Leer más 1 y leer más 2

 “El epitelio bronquial es la primera barrera que encuentran los antígenos inhalados; ésta proporciona un acoplamiento importante entre el medio externo y el interior del cuerpo. La activación de células dendríticas por los antígenos inhalados conduce normalmente a la inducción de la tolerancia de la inhalación más que a la inflamación alérgica. Los mecanismos implicados en la interrupción de esta tolerancia en individuos alérgicos se desconocen. Se ha demostrado que una corta exposición a altas concentraciones de Der p 1, o la exposición prolongada a bajas concentraciones, causó la degradación de las uniones entre las células epiteliales bronquiales en pacientes asmáticos y también en las células de individuos normales……”. Fragmento del artículo: Las proteínas alergénicas: un novedoso blanco para el desarrollo de estudios en proteomica funcional - Leer artículo completo

Dermatophagoides pteronyssinus (D 1) - Proteína Der p 2

Der p 2, son proteínas alergénicas perteneciente al Grupo 2 de los ácaros y la función biológica es el reconocimiento de lípidos; está presente en plantas, animales y hongos, tiene 15 isoalérgenos (Der p 2.0101 a 2.0115), PM 15 kDa. Se encuentra en mayor concentración en las excretas del ácaro en relación con el cuerpo entero, tiene una extensa homología con el Der f 2 (D farinae o D 2) y Tyr p 2 (Tyrophagus putrescentiae o D 72). El alérgeno D 72 es el causante de reacciones alérgicas ocupacionales o laborales vinculadas con la industria de fiambres y chacinados, en personas que trabajan en los depósitos, estacionamiento, maduración, almacenamiento y transporte. El alérgeno Der p 2, da reacciones cruzadas con la mayoría de los ácaros. Los informes de la IUIS indican que los pacientes sensibilizados por ácaros, la proteína Der p 2 arroja resultados positivos entre el 70 y 100%. - Leer más

Der p 3, son proteínas alergénicas pertenecientes al Grupo 3 de los ácaros; la función biológica es serino proteasa. Es una enzima similar a la tripsina y en la base de datos de familias de alérgenos, se las denomina Trypsin-like serine protease. PM 24,9 a 30 kDa, tiene un isoalérgeno Der p 3.0101 y las proteínas alergénicas de la familia de la tripsina se encuentran también en cucarachas y otros invertebrados, veneno de avispas, como también se ha documentado reacciones cruzadas con la trombina bobina (Bos d Thrombin), y publicado casos de shock anafiláctico cuando se ha utilizado trombina bovina (Thrombostat) en prácticas quirúrgicas y hemodiálisis - Leer más

Las publicaciones indican que el Der p 3 es un alérgeno principal, dado que todos los pacientes sensibilizados testeados, demostraron entre el 97 y el 100% de positividad. - Leer más

Der p 4, son proteínas alergénicas a pertenecen a la familia de las glicosil-hidrolasa o alfa-amilasa. Estas proteínas se han encontrado en muchos organismos. El Grupo 4 son alérgenos menores de los ácaros; se ha encontrado IgE en el 25% en niños y el 47% en adultos sensibilizados a Der p 4 ver más, es similar a la alfa-amilasa de los mamíferos. PM 56 a 63 kDa. Puede dar reacciones cruzadas con alfa-amilasas de otras especies por su similitud estructural como Saccharomyces cerevisiae (levadura de panadería) por vía inhalatoria, por ingestión de carne de cerdo, por picadura del mosquito que transmite la fiebre amarilla, etcétera - ver más

Der p 5, son proteínas que tienen una estructura alfa-helicoidal; su función es desconocida, pertenece a una familia de 21 alérgenos de los ácaros, y tienen una poderosa reacción cruzada entre todas las especies de ácaros PM 14 kDa. - Leer más

Der p 6, son proteínas alergénicas pertenecientes al Grupo 6 de los ácaros, su función biológica es serino proteasa y su nombre es quimotripsina; aparecen IgE entre el 40% y 60% de las personas alérgicas a los ácaros. Tiene una isoforma y no presentan reacciones cruzadas con las proteínas alergénicas del Grupo 3. PM 25 kDa - Leer más

Der p 7, son proteínas de PM de 22,17 kDa y no se han encontrado hasta el momento, homología con otras proteínas alergénicas de otras especies; las IgE específicas contra el Der p 7 están presentes en el 30 al 40% de los pacientes alérgicos a ácaros - Leer más

Der p 8, son proteínas con la función glutatión-S-transferasa, PM 26 kDa. Corresponde a la familia del Grupo 8 de las proteínas alergénicas de los ácaros.  Tienen una importante significancia alergénica porque incluyen el Grupo 5  –leer más 1, leer más 2de cucarachas Blattella germanica y hongos como Aspergillus fumigatus, Penicillium citrinun, entre otros. - Leer más

Der p 9, corresponde a las proteínas del Grupo 9, y al igual que las proteínas de los Grupos 3 y 6 de los ácaros, tienen la función serino proteasa. Tiene actividad Colagenolítica - Collagenolytic Serine Proteases. PM 29 kDa. Tiene 2 variantes o isoalérgenos, y el 92% de los pacientes alérgicos a ácaros, las IgE se unen a la proteína Der p 9. - Leer más

Der p 10, es la proteína alergénica del Grupo 10, denominada tropomiosina. Estas proteínas están presentes en el músculo estriado y liso de los vertebrados. En el músculo estriado, el efecto del calcio en la interacción actina-miosina es mediado por la tropomiosina y el complejo troponina. La troponina C se une a los iones de Ca2+. La troponina I se une a la actina y la troponina T se une a la tropomiosina. Cada complejo de troponina regula las interacciones de 7 unidades de actina, y en el músculo liso, su función no está definida.

Las tropomiosinas fueron identificadas como proteínas alergénicas en artrópodos (ácaros y cucarachas) que ingresan por vía inhalatoria, y por ingesta de crustáceos y moluscos como cangrejos, ostras, camarones, pulpo, calamares, etcétera. - Leer más

También se han identificado la tropomiosina Anis s 3 del Anisakis simplex, un nematodo que parasita al músculo de los peces e ingresan por vía oral. - Leer más

Las tropomiosinas de los vertebrados parecen ser no alergénicas debido al enrollado de sus estructuras. Las tropomiosinas alergénicas retienen su capacidad de unión a las IgE, incluso después del calentamiento prolongado o digestión parcial, su secuencia está muy conservada y explica las frecuentes reacciones cruzadas entre las especies que contienen tropomiosina, independientemente de lo alejadas que estén filogenéticamente.

Se ha documentado que solamente que del 5 al 6% de las personas alérgicas a los ácaros, poseen IgE que se unen a la tropomiosina, pero puede ser el causante de shock anafiláctico ante la ingesta de las especies mencionadas y de pescados infestados con Anisakis.

La parasitosis por Anisakis puede ser causante de diferentes trastornos gastrointestinales cuando se consume comidas que incluyen pescado crudos, semi cocinados o no tratados a –20 °C durante 24 horas, como el “sushi” o el ceviche, pero es independiente a la posible reacción alérgica producida por la proteína alergénica tropomiosina Anis s 3 del Anisakis simplex, dado que es una proteína termoestable. Leer más 1 y leer más 2

La tropomiosina es una proteína alergénica, que en personas alérgicas a los ácaros y sensibilizadas a ella, pueden desarrollar un episodio alérgico por inhalación, por ingesta o por contacto con las especies animales mencionadas. Es de destacar que la tropomiosina corresponde a alérgenos mayores de distintas especies de cucarachas, por ejemplo la proteína alergénica Bla g 7 de I 6, Blattella germánica entre otras. Leer más

Der p 11 es la paramiosina denominada Miosyn tail; corresponden a las proteínas del Grupo 11, tienen alta reacción cruzada con el mismo grupo de proteínas de todos los ácaros y el alérgeno Ani s 2 del Anisakis simplex  Leer más. La actividad de su unión a las IgE en el extracto de D. pteronissinus es débil o negativa.

Der p 13, llamada lipocalina, es una proteína ligadora de ácidos grasos, denominada Fatty acid Binding protein. Son proteínas citoplasmáticas de unión a ácidos grasos: Las proteínas son parientes lejanos de lipocalinas extracelulares y beta lactoglubulisas. Fueron identificadas y consideradas como alérgenos menores en el grupo 13 de los ácaros y las cucarachas.- Leer más

Der p 14, es la apolipoforina, el nombre común es viteloforina y la función biológica de las proteínas del grupo 14 de los ácaros; son lipoproteínas. Corresponde a varias proteínas de transporte de lípidos, proteína de transferencia de triglicéridos y la apolipoproteína B-100. Las viteloforinas son unas de las principales proteínas de la yema de los huevos de aves y animales e invertebrados. Las proteínas del grupo 14 son importantes alérgenos de alto peso molecular. Las vitelogeninas de los peces fueron identificadas como una reacción cruzada de la misma proteína contenida en las huevas de peces. - Leer más

Der p 15 y Der p 18 denominadas quitinasas. Las proteínas del grupo 15 y 18 del D. pteronissinus son  Chitin-binding peritrophin-A domainGlycoside hydrolase family 18. El grupo 12 de alérgenos de los ácaros también contienen este dominio, pero carecen de un dominio catalítico. Son causantes de alergia en humanos y en perros. Las quitinasas del grupo 15 y 18 muestran una alta probabilidad de unirse a IgE en pacientes alérgicos a ácaros.- Leer más

Der p 20, tiene la función biológica de Arginino quinasa, denominada también ATP: Guanido Phosphotransferase. Son enzimas estructural y funcionalmente relacionadas y catalizan reversiblemente la transferencia del fosfato entre el ATP y diferentes fosfógenos. Las proteínas miembros de esta familia, muestran reacciones alergénicas en los ácaros, cangrejos y todas las especies de artrópodos y crustáceos, como camarones y cucarachas.- Leer más

Der p 21, pertenece al grupo de alérgenos de ácaros 5 / 21. La función de estas proteínas se desconoce y solo se encuentran en los ácaros. La reactividad cruzada de las proteína del grupo 5 de los alérgenos de los ácaros, parecen tener baja reactividad cruzada entre las distintas especies y las pertenecientes al grupo 21, parece tener moderada o baja reactividad con las correspondientes al grupo 5. - Leer más

Der p 23, su función biológica es desconocida. PM: 14 kDa. Tiene homología con peritrofina.

Der p P1-P2 y Der p P2-P1 son isoformas de la Der p 1 y Der p 2.

Bibliografía

Allergome - una plataforma para el conocimiento de los alérgenos - www.allergome.org

AllFarm - Base de datos de las familias de proteínas alergénicas - www.meduniwien.ac.at/allergens/allfam/

WHO/IUIS - World HealthOrganization and International Union of Immunological Societies - IUIS Allergen Nomenclature Sub-Committee - www.allergen.org/

PublMed - U.S. National Library of Medicine National Institutes of Health - www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed

Oportunidades de crecimiento y posicionamiento del laboratorio clínico

En la actualidad, hay importantes laboratorios que realizan estas prácticas para poder tercerizarlas y empresas que comercializan reactivos para diagnóstico in-vitro, inmunométricos y no isotópicos, manuales y automatizados, con excelente sensibilidad por diferentes metodologías; son recomendables para laboratorios pequeños, medianos y grandes, y aplicables para determinar la presencia o ausencia de componentes alergénicos en paneles de alérgenos y la concentración de las IgE específicas de los pacientes, dirigidas individualmente a las diferentes especies alergénicas de origen vegetal y animal, y medicamentos, entre otros causantes de reacciones alérgicas.

Expreso por este medio un especial agradecimiento a las empresas Siemens Argentina SA, bioMérieux Argentina S.A. y Bioars S.A. de la Argentina por el apoyo brindado con el aporte de la serie de artículos sobre las oportunidades que brinda el tema de la alergia para los laboratorios clínicos.

Siemens Argentina SA - ver productos

bioMérieux Argentina SA - ver productos

Bioars SA - ver productos

El tema de la alergia como oportunidades de desarrollo y posicionamiento del profesional bioquímico en el laboratorio clínico continuarán en difentes partes.

Autor: Dr. Eduardo E. Castellani