¿ESTÁS FRENANDO LA INNOVACIÓN EN TU LABORATORIO O EN TU EMPRESA?

Versión para impresiónVersión en PDF

Freno a la innovación

Desde mi forma de percibir la realidad, entre una empresa comercial y un laboratorio clínico, no puedo encontrar más que similitudes, ya sean los laboratorios privados o públicos, o pequeños, medianos o grandes, y sus principales activos, son los pacientes.

Los profesionales bioquímicos responsables –directores, dueños, empleados, asistentes, colaboradores y los demás integrantes de la organización– deben estar comprometidos con la calidad en las fases preanalíticas, analíticas y posanalíticas, apoyados por un sólido sistema de calidad.

El foco deberá centrarse en la seguridad del paciente, y en ese proceso el profesional bioquímico será un protagonista necesario e imprescindible en sintonía con el médico, informándole sus experiencias, saberes y las nuevas determinaciones disponibles en el mercado –producto del avance de la ciencia y la tecnología–, como también las diferencias de los resultados clínicos  para un mismo analito entre metodologías que ocurren en todo el mundo, y así orientarlo en la determinación del diagnóstico, y la toma de decisiones correcta para el tratamiento y el seguimiento del paciente.

El conocimiento está definido como la información más las experiencias propias, o de terceros, y será el que marque la diferencia de nuestro protagonismo profesional.

Por supuesto que el conocimiento solamente no basta, es fundamental una gran cuota de innovación y creatividad para completar el éxito de nuestra gestión profesional en función del asesoramiento al médico y de la seguridad del paciente. Se debe tener presente que la creatividad –como fue explicado en el vídeo– no es sinónimo de innovación. -  Ver vídeo

En muchos casos, dentro del ejercicio profesional de la bioquímica, las posibilidades de crear e innovar se ven coartadas o bloqueadas por la organización, por jefaturas u  organizaciones verticales, y por otras razones como:

  1. Innovaciones incrementales.
  2. Falta de fondos para proyectos disruptivos.
  3. El premio a las ideas mediocres o conservadoras.
  4. Mantener el mensaje “Siempre lo hemos hecho así”.
  5. Desmotivación por miedo al error o a equivocarse.
  6. Carecer de compromiso por parte de la dirección.

El profesor Álvaro González Alorda1, director de Innovación del ISEM Fashion Business School explica en tres minutos, cuáles son los motivos por los cuales está frenada la innovación.

También es muy importante recordar a los profesionales que tienen personal a cargo, deben desempeñar funciones de liderazgo y no de jefatura vertical y estructural, y ver las recomendaciones del licenciado y conferencista internacional Leo Alcalá, en sus vídeos titulados "8 poderosas herramientas de influencia" - Ver vídeos

1 Álvaro González-Alorda es profesor de Innovación de ISEM Fashion Business School, profesor asociado del Instituto de la Empresa y profesor visitante de otras nueve escuelas de negocios en España y América.

Estudió en la Universidad de Navarra y en la Escuela de Negocios IESE, y completó un período de investigación en la Escuela de Negocios de Harvard.

Es especialista en innovación y en transformación de empresas. Ha colaborado con más de 100 compañías en 20 países. Además de ejercer la docencia, trabaja como facilitador de equipos de gestión, como conferencista internacional y entrenador de personal de dirección. - www.alvarogonzalezalorda.com

Es autor de los libros de "Los Próximos 30 Años" (Alienta, 2010) y el "The talking manager" (Alienta 2011).

Autor: Dr. Eduardo E. Castellani