SEGUIMIENTO CLINICO-BIOQUIMICO DE PACIENTES EN TRATAMIENTO CON ESTATINAS - PRIMERA PARTE

Versión para impresiónVersión en PDF

Caso 02 - Parte 1 - Oportunidades de crecimiento, posicionamiento y asesoramiento del profesional bioquímico

Revisión. Seguimiento clínico-bioquímico de pacientes en tratamiento con estatinas.

Se aborda la importancia que tienen la medición y la utilidad clínica de los análisis de la función hepática en los pacientes, previamente a la aplicación de terapia con estatinas. Incluye; además, el seguimiento con la medición de la Glucosa sérica en ayunas y también la Hemoglobina Glicosilada (HbA1c), debido al incremento detectado de nuevos diabéticos Tipo II, en los pacientes tratados con estatinas.

Personalmente, considero de vital importancia, en el rol que debe asumir el bioquímico integrado al equipo de salud, sobre el asesoramiento a los pacientes, a los médicos de cabecera y a los médicos especialistas en cardiología, acerca del seguimiento de los parámetros bioquímicos citados.

El 28 de febrero del 2012, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó importantes cambios en los rótulos acerca de la seguridad en un tipo de medicamentos para reducir el colesterol, conocido como estatinas. Estos cambios fueron documentados para proporcionar la información al público [1] y al equipo de salud [2, 3] y, además, para garantizar el uso seguro y eficaz de las estatinas. Los estudios y las conclusiones se basaron en un análisis integral de toda la bibliografía actual, llevada a cabo por la FDA [2, 3].

Los cambios en los rótulos y las indicaciones sobre el uso de las estatinas fueron realizados en conformidad con las siguientes observaciones:

  1. Daño hepático pero poco frecuente [2, 3].
  2. Informes sobre la pérdida de la memoria.[8]
  3. Riesgo de diabetes [2, 3].
  4. Posibilidad de daño muscular.[8]

En el año 2008, la bibliografía internacional indicaba una evidencia a favor del uso de las estatinas en los pacientes diabéticos, sin enfermedad vascular clínica [4].

En los últimos dos años hubo importantes desacuerdos entre los profesionales líderes de opinión en cardiología, acerca de la alta incidencia de diabetes tipo II en pacientes tratados con estatinas [5].

Pero los informes de los meta-análisis realizados últimamente presentaron porcentajes del 9% al 32% de nuevos diabéticos en EE. UU., según las edades de los pacientes estudiados y las diferentes estatinas utilizadas [6, 7].

La U.S. Food and Drug Administration (U.S. FDA) sostiene que el valor de la utilización de las estatinas se ha establecido satisfactoriamente para la prevención de las enfermedades cardiovasculares y su beneficio es incuestionable, pero es necesario que esta afirmación sea tomada con cuidado, ya que es muy importante el conocimiento de sus efectos secundarios [2, 3].

Tengamos en cuenta que en farmacología, se conoce como estatinas a un grupo de fármacos utilizados para disminuir el colesterol LDL, en pacientes que tienen valores elevados (hipercolesterolemia) y que presentan, por lo tanto, un mayor riesgo de sufrir episodios de patologías cardiovasculares, entre otras afecciones.

Desde el punto de vista farmacológico las estatinas se encuadran dentro de los inhibidores o bloqueantes de hidroximetilglutaril coenzima A (HMG-CoA) reductasa, aunque en forma genérica y coloquial son más conocidas por el nombre de estatinas. Es precisamente esta inhibición enzimática la que produce la disminución de algunas fracciones del colesterol (LDL) en el organismo, dado que al inhibir la conversión de la HMG-CoA en ácido mevalónico, el cual es un importante paso temprano en la síntesis del colesterol y explica la importancia: su intervención positiva sobre los factores de riesgo cardiovascular que conduce a numerosas patologías cardiovasculares, y representa la principal causa de muerte en los países desarrollados.

Si bien se ha observado en un importante número de pacientes, intolerancia a las estatinas con pérdida de memoria y la susceptibilidad al daño muscular reversible a la suspensión del tratamiento, puede deberse al paso de la HMG-CoA reductasa en la biosíntesis del colesterol que, representa también una reacción preliminar en la síntesis de otras moléculas importantes como las hormonas esteroides y es el principal paso regulador en la síntesis de la Coenzima Q10.

La coenzima Q10 (2,3-dimetoxi-5-metil-6-decaprenil-1,4-benzoquinona), la CoQ10 es una molécula lipofílica ubicada en la membrana interna de la mitocondria que interviene en la cadena respiratoria controlando la eficiencia de la fosforilación oxidativa y es esencial para la producción celular de energía. A su vez, es considerado un potente antioxidante que actúa en la prevención del daño oxidativo del ADN, membranas biológicas y lipoproteínas.

En otro artículo publicado, se efectuó la descripción y la función de la Coenzima Q10 (CoQ10) leer más; dado que en los últimos tiempos se ha demostrado que su deficiencia en plasma, plaquetas y en el tejido muscular, está implicada en varias patologías asociada a las enfermedades metabólicas, mitocondriales, cardíacas, musculares y de la piel, cáncer y durante el tratamiento con estatinas.

También describiremos el sistema cromatográfico miniaturizado para la medición de CoQ10 en plasma o plaquetas, y el laboratorio de investigación en que ha llevado a cabo el desarrollo de la metodología que brinda servicios a los laboratorios de análisis clínicos nacionales e internacionales.

Las técnicas fueron desarrolladas por la Dra. Valeria Trípodi y colaboradores, en el Departamento de Tecnología Farmacéutica, Facultad de Farmacia y Bioquímica. Universidad de Buenos Aires. Contacto: vtripodi@ffyb.uba.ar - Leer más

Bibliografía

  1. U.S. FDA - Consumer Health Information - Leer artículo
  2. Comunicado de la U.S. FDA sobre la seguridad de las estatinas e incluye los efectos secundarios que deberán ser modificados en los rótulos, dirigido a usuarios y profesionales de la salud. En español. - Leer más
  3. U.S FDA - Announces safety changes in labeling for some cholesterol-lowering drugs. For inmmediate Release: Feb. 28, 2012 - Leer más
  4. “Más evidencias a favor del uso de estatinas en los diabéticos sin enfermedad vascular clínica” – Cardioatrio, portal para profesionales en cardiología. Fuente: Cholesterol Treatment Trialists´(CTT) Collaboration. Efficacy of cholesterol-lowering teraphy in 18 686 people with diabetes in 14 randomised trials of statins: A meta-analysis. The Lancet 2008; 371:117-125. - Leer más
  5. McEvoy, John W. (2010). "Statins and risk of incident diabetes" - The Lancet. Vol 375 June 19Johns Hopkins Hospital, Baltimore, MD 21287, USA - Leer artículo
  6. Goldstein, M. R. (2010) "Statin-induced diabetes: perhaps, it’s the tip of the iceberg" - Oxford Journal - Advance Access Publication 30 November. Fountain Medical Court, FL 34135 USA. - Leer artículo
  7. Congress Reports - The European Association for the Study of Diabetes Statins, beta-blockers, and diuretics increase risk for diabetes. MedWire News – European Association for the Study of Diabetes (Lisbon, Portugal), September 15th, 2011: The potential for certain types of cardiovascular (CV) drugs to increase a person’s risk for Type 2 diabetes was the topic of a joint EASD/European Society of Cardiology symposium presented on the third day of the 47th European Academy for the Study of Diabetes. - Leer artículo
  8. Vanegas, Adriana L. MD. y Jaramillo, Nicolás MD. (2008) "Intolerancia a las estatinas, un reto en la práctica clínica" - Cardiología del adulto - Revisión de temas - Revista Colombiana de Cardiología 2008:15:75-84 - Leer artículo

Autor: Dr. Eduardo E. Castellani